Entronización de la Virgen de los Ángeles en el Vaticano

La venerada imagen fue situada en el único altar al lado izquierdo de la Parroquia Santa Ana, en el Vaticano / Foto: Diócesis de Cartago.

Ciudad del Vaticano (Martes, 29-04-2014, Gaudium Press) “Estamos reunidos para celebrar un acontecimiento de profundo significado y abrir una página dorada en la historia de Costa Rica, de manera particular en el acontecer de la Iglesia. Hoy tenemos la inmensa alegría de colocar en el Vaticano una imagen de nuestra amada y venerada Patrona nacional, la Virgen María, con el título de Nuestra Señora de los Ángeles, a quien con mucho afecto llamamos los costarricenses ‘Negrita'”, fueron las palabras de Mons. José Francisco Ulloa Rojas, Obispo de Cartago, durante la ceremonia y Misa solemne de entronización de la Patrona de Costa Rica, que ocurrió en la Parroquia Vaticana de Santa Ana el pasado sábado 26 de abril.

La celebración, presidida por el Cardenal Angelo Comastri, arcipreste de la Basílica de San Pedro, fue la manera como Costa Rica agradeció a Dios la Canonización de los nuevos santos Juan XXIII y Juan Pablo II, especialmente por el milagro a éste último atribuido para la costarricense Floribeth Mora.

También han participado de la ceremonia el embajador de Costa Rica ante la Santa Sede, Fernando Sánchez Campos, el arzobispo de San José, Mons. José Rafael Quirós, diversos sacerdotes del país centroamericano y contó con los cantos de los Heraldos del Evangelio.

La imagen, réplica de la que se venera en el país latinoamericano, fue situada en un único altar al lado izquierdo de la parroquia vaticana, templo fronterizo entre la Ciudad del Vaticano y Roma. La imagen fue bendecida en este altar por el Cardenal Comastri.

Mons. José Francisco Ulloa Rojas, Obispo de Cartago, durante la ceremonia y Misa solemne de entronización de la Patrona de Costa Rica / Foto: Diócesis de Cartago.

“Mejor lugar no podría ser elegido para esta imagen, este templo parroquial dedicado precisamente a la Madre de nuestra Señora, Santa Ana, aquí en el Vaticano, junto a San Pedro y cercano al corazón del Santo Padre”, como destacó Mons. Ulloa Rojas.

La pequeña efigie de la Virgen María es obra de los artesanos costarricenses del Taller de Orfebrería Soto del Valle, quienes han enchapado la imagen en oro y plata. Nuestra Señora podrá ser apreciada y venerada en una pequeña urna transparente elaborada por la “Fábrica de San Pedro”, taller vaticano.

VER EL VIDEO

Con información de Zenit y Diócesis de Cartago

Esta entrada ha sido publicada en Coro San Alfonso María de Ligorio. Agregue este enlace permanente a sus marcadores.

Leave a Reply